El Partido Popular de Tembleque pide al alcalde más informes técnicos antes de llevar a cabo el solado de la Plaza

plaza temblequeEl Partido Popular de Tembleque ha instado al alcalde, Jesús Fernández, a consultar a diferentes técnicos sobre la idoneidad del proyecto que quiere llevar a cabo para la reforma de la emblemática Plaza de esta localidad, declarada Bien de Interés Cultural, así como que se organice una reunión informativa para que todos los vecinos puedan conocer de primera mano los detalles de las obras previstas a partir de septiembre y realizar una consulta para que puedan opinar al respecto.

Así se lo han trasladado en el último Pleno Municipal que se ha celebrado en la localidad, en el que han mostrado sus dudas sobre la parte del proyecto de remodelación que se refiere al solado de la plaza, ya que desde el Grupo Popular de Tembleque se ha recabado información de arqueólogos, arquitectos, urbanistas, historiadores del arte, etc. y todos coinciden en que no es una actuación correcta para un conjunto urbanístico del siglo XVII.

Los populares han asegurado que están convencidos de que “se podrían buscar otras soluciones más idóneas” para la plaza, ya que con esta actuación se cambiaría completamente lo que es “un emblema del barroco popular del siglo XVII”, olvidando que el suelo de tierra prensada responden a su diseño original, para cumplir una doble función urbanística y de plaza de toros.

En este sentido, han aclarado que ven muy necesarias y están de acuerdo con el resto de actuaciones previstas en la remodelación de la plaza, como son el soterrado del cableado eléctrico, sustitución de la red de saneamiento, sustitución de las tuberías de la red de agua potable y obras de mejora de la fachada Este de la Plaza.

Sin embargo, en lo que se refiere al solado de la plaza desde el PP piden que se recaben más opiniones de expertos antes de llevarlo a cabo. Un solado que según el proyecto consistirá en la división de la planta de la Plaza en cuadrados, que estarán remarcados por una piedra de granito de 4 cm de ancho, ocupado el interior de los mismos tacos de piedra caliza ocre de 5x5x5 cm, descansando todo el solado sobre una solera de hormigón poroso para evitar las humedades.

Se trata de un cambio radical de una plaza que ha sido declarada Bien de Interés Cultural, por lo que en opinión del PP hay que tomar todas las precauciones que sea posible ates de cambiar su fisionomía, razón por la cual se hizo esta petición al alcalde de la localidad en el Pleno Municipal, ante las que el Grupo Popular solo recibió negativas por parte del regidor municipal, escudándose en que está legitimado por el pueblo para tomar esa decisión.