Gregorio y Riolobos piden a Page y Sánchez que escuchen a los pequeños municipios, para dar más oportunidades al mundo rural

Gregorio y Riolobos en Alcañizo 030320 1

El presidente del Partido Popular de Toledo y senador, José Julián Gregorio, y la diputada nacional, Carmen Riolobos, han destacado hoy que para luchar contra la despoblación hay que tomar medidas reales y hacerlo escuchando a los pequeños municipios que la sufren, algo que por desgracia no están haciendo los Gobiernos del PSOE de Emiliano García-Page y Pedro Sánchez, que siguen sin hacer nada para dar más oportunidades a quienes quieren seguir viviendo en el mundo rural.

Así lo han explicado en Alcañizo, un municipio de menos de 300 habitantes, que han visitado junto a la alcaldesa, María Chiquero, y concejales del Equipo de Gobierno, donde Gregorio ha remarcado que el PP va a reclamar, donde sea necesario, que los municipios tengan servicios de calidad como los de las ciudades más grandes, porque solo así se frenará el éxodo que se sufre en muchas localidades de la provincia.

“Lo que no se puede consentir es que en Alcañizo, por ejemplo, el horario del médico se reduzca a una única hora al día, y no todos los días de la semana, porque no se cubren las guardias, por lo que hay semanas que solo hay médico cuatro días; o que los autobuses que paran en el municipio, procedentes de Extremadura y con destino Talavera y Madrid, no paren ni una sola vez en todo el fin de semana, aislando así completamente a sus habitantes”, ha alertado el presidente provincial del PP.

En este sentido, Riolobos ha recordado que el PP y sus presidentes en España, Pablo Casado, y Castilla-La Mancha, Paco Núñez, están planteando continuamente medidas concretas para hacer más fácil y atractiva la vida en los pueblos y, por eso, los populares van a llevar al próximo Pleno de las Cortes Regionales un Debate General relativo a las medidas necesarias para paliar la despoblación en Castilla-La Mancha.

Alcañizo necesita apoyo del resto de administraciones para seguir mejorando

Por su parte, la alcaldesa ha explicado que además de las necesidades del pueblo en cuanto a asistencia sanitaria y transporte público, la localidad arrastra graves problemas en su red de agua potable, que no se ha arreglado en los últimos 40 años y cuyas tuberías sufren continuas roturas.

Un problema que no puede solucionar un ayuntamiento pequeño como éste, por lo que han recalcado la necesidad de que la Junta de Comunidades les escuche y ponga los medios necesarios para solucionarlo. Del mismo modo, María Chiquero ha pedido a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) celeridad en las autorizaciones para limpiar y podar árboles, para evitar el peligro que supone no llevar a cabo estos trabajos.

Por último, ha destacado algunos de sus proyectos para el municipio, entre los que está la puesta en marcha de la Residencia de la Tercera Edad, cuyas obras ya se están terminando; o el proyecto para la apertura de un albergue en el municipio, con el objetivo de potenciar en la zona el Camino de Guadalupe.

Medidas todas ellas en las que es primordial la ayuda del resto de administraciones, para que Alcañizo pueda seguir mejorando, como han explicado desde el municipio.