Gregorio reclama a Page y a sus diputados nacionales que no sean cómplices de Sánchez e Iglesias, que pactan con proetarras

Gregorio Archivo 220520El presidente del Partido Popular de Toledo y senador, José Julián Gregorio, ha reclamado al presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, “que se planté contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su vicepresidente, Pablo Iglesias”, y que le pida a los diputados nacionales del PSOE de Castilla-La Mancha que hagan lo mismo, “para dejar de ser cómplices de quienes pactan con los proetarras en contra de los intereses de los castellanomanchegos y de toda España”.

El presidente de los populares toledanos ha hecho estas declaraciones en relación al pacto del Gobierno de Pedro Sánchez con Bildu para derogar la reforma laboral, en una maniobra que Gregorio ha calificado de “espectáculo bochornoso y esperpéntico”, que ha estado cargado de confusión e idas y venidas en las declaraciones al respecto, “con broncas incluidas dentro del propio Gobierno de España”, ha añadido.

“Le pedimos a Page que no se quede parado y que diga a sus diputados nacionales, como Sergio Gutiérrez, que parece más preocupado solo en criticar al PP, que se planten de una vez en contra de Sánchez e Iglesias, porque apoyándose en los proetarras solo conseguirán, no solo hacer muchísimo daño a las víctimas del terrorismo, entre las que por desgracia se encuentran muchos socialistas, sino también hacer mucho daño a España, en este momento tan complicado y de tanta incertidumbre para todos”.

En este sentido, Gregorio ha recordado que la decisión de Sánchez de pactar con Bildu es además la constatación de las mentiras de este presidente del Gobierno, que dijo que nunca pactaría con los proetarras y que ahora lo hace además en un momento en el que lo que España necesita es estabilidad y consenso para poner en marcha medidas eficaces, con el objetivo de afrontar una crisis sin precedentes en nuestra historia reciente.

“A la pésima gestión de Sánchez de la pandemia se une ahora también este pacto con Bildu, que además de ofender a las víctimas y a toda España, pone en peligro el empleo de millones de trabajadores, que ven como se intenta derogar la misma reforma laboral que creó los casi tres millones de empleos con los que se logró superar la anterior crisis y cuya derogación tendría peligrosas consecuencias en cuanto a los ERTE”, ha añadido.