El PP denuncia el sectarismo y la actitud antidemocrática del alcalde socialista de Villacañas

El presidente del Partido Popular de Villacañas, José Manuel Carmona, ha querido hacer público el sectarismo y el agravio comparativo que lleva a cabo el alcalde socialista de esta localidad toledana, Santiago García Aranda, con los vecinos en función del color político que abanderan.

 

Prueba de ello es lo que ha ocurrido el pasado 13 de marzo, cuando la concejala de Servicios Sociales de Villacañas, María Nieves Díaz-Rullo, ha denegado la solicitud de un local municipal que había pedido tres días antes el presidente de los populares villacañeros, con el fin de celebrar una reunión interna del partido el próximo 20 de marzo.


José Manuel Carmona ha manifestado  que estas solicitudes no es la primera vez que se hacen, puesto que otros partidos políticos como Izquierda Unida o el propio Partido Socialista –partido que gobierna en la actualidad en Villacañas- han celebrado diferentes reuniones sin tener en cuenta el motivo de las mismas, ya que los espacios son municipales y públicos para el uso y disfrute de todos los vecinos.


“En nuestro caso -ha apuntado el presidente del PP local- el alcalde, a través de la edil de Servicios Sociales, ha contestado  que el Ayuntamiento no autoriza en locales públicos la celebración de actos políticos con motivo de procesos electorales que no hayan sido previamente autorizados por la Junta Electoral competente”.


“Nosotros somos vecinos de Villacañas y, por lo tanto, tenemos el mismo derecho que los demás a tener a nuestra disposición un lugar donde poder reunirnos, como así lo hacen los demás partidos políticos”, ha dicho Carmona, quien ha aclarado que “en ningún caso el próximo día 20 se iba a celebrar una reunión electoral, puesto que hasta el próximo mes de abril no comienza la campaña”.

 

Ante esta situación, los populares de Villacañas han insistido en el sectarismo y la actitud antidemocrática con la que actúa el alcalde socialista, Santiago García Aranda.