El Partido Popular de San Bartolomé de las Abiertas denuncia la caótica y ruinosa gestión del Ayuntamiento

El portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de San Bartolomé de las Abiertas, José Antonio Martínez Carriches, se ha reunido recientemente con el presidente de la Mancomunidad del Río Pusa, Luis Fernando Gómez Pinilla, para interesarse por la caótica y excepcional situación de este municipio, que arrastra importantes deudas desde hace varios años con dicha mancomunidad, entre otros proveedores.

Martínez Carriches ha lamentado que a pesar de la preocupante situación del Ayuntamiento, “sus responsables no reparan en despilfarros para fiestas y gastos innecesarios, como se puede comprobar año tras año”, mientras las deudas se siguen acumulando, lastrando el futuro de todos los ciudadanos de esta localidad de la provincia de Toledo.

 

En este sentido, el presidente de la Mancomunidad del Río Pusa ha informado de que San Bartolomé de las Abiertas “no solamente arrastra importantes deudas desde hace varios años, sino que en este último año 2012 el Ayuntamiento adeuda casi la totalidad del agua potable que consumen sus habitantes, con consecuencias que están salpicando negativamente al resto de municipios mancomunados”.

 

Igualmente, Gómez Pinilla ha aclarado que “han sido varios los Plenos en que se les ha requerido para que salden la deuda, mientras su representante se excusa en que todo se debe a la situación de crisis actual”, algo que ha negado Martínez Carriches que ha apuntado que “lo cierto y verdad es que cuando no había crisis tampoco se pagaba” y que han sido varias las ocasiones en las que el Grupo Popular ha planteado alternativas para poder saldar estas deudas, que han sido prácticamente ignoradas por el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento.

 

Asimismo, el portavoz del PP ha subrayado que, no obstante “el Ayuntamiento de San Bartolomé no repara en cobrarnos religiosamente todos y cada uno de los recibos de agua a los vecinos, y a buen precio, dinero que dedica a otros fines en vez de dedicarlo a pagar a la Mancomunidad como es su obligación”. “Curiosamente –ha declarado Martínez Carriches- nuestro Ayuntamiento nos cobra el triple de la tarifa que la Mancomunidad tiene estipulada”.

 

A día de hoy la deuda asciende a más de 35.000 euros y, de persistir esta situación, la Junta Directiva de la Mancomunidad podría plantear la presentación de una propuesta de separación para este municipio, según permiten sus estatutos y como ya se propuso años atrás, situación que de continuar así afectaría gravemente a todos sus habitantes en un futuro a medio plazo.

 

Por último, y a pesar de este problema, Gómez Pinilla ha querido dejar claro que “la Mancomunidad del Río Pusa puede presumir actualmente de suministrar el agua potable con uno de los precios más baratos de toda nuestra provincia, y todo ello gracias a una buena autogestión”.