El Partido Popular de Ugena pide información sobre la situación de la guardería, donde los niños han pasado varios días sin calefacción

El Partido Popular de Ugena ha mostrado hoy su preocupación ante las quejas que les han trasladado varias madres y padres de los niños que asisten a la Centro de Atención a la Infancia (CAI), Escuela Infantil “Los Peques”, donde tras dejar de funcionar la calefacción los pequeños han tenido que soportar las bajas temperaturas varios días, para ser después trasladados al colegio público, sin que se haya informado sobre la idoneidad de esas instalaciones para bebés y niños de corta edad.

Según explican desde el PP local, la calefacción de la guardería dejó de funcionar el martes de la semana pasada y los niños no fueron trasladados al colegio hasta este lunes. Un problema al que se suman las dudas sobre las instalaciones en las que están siendo atendidos actualmente, ya que se trata de un colegio en el que hay niños más mayores, que no está adaptado a bebés y en el que los han alojado en dos clases vacías.

Traslado de alimentos en un vehículo municipal sin medidas sanitarias

Además, el colegio público no cuenta con cocina, por lo que la comida está siendo trasladada desde la guardería en un vehículo municipal que no parece contar con ninguna medida sanitaria, algo que también ha creado preocupación entre las madres y padres de los niños, que se preguntan si se están siguiendo las normas de manipulación de alimentos para el traslado.

Por otro lado, según explican los padres de los niños, esta no es la primera vez que se da este problema en la escuela infantil de Ugena, puesto que la calefacción ya sufrió una avería el pasado mes de diciembre de 2015 y los niños permanecieron sin calefacción cinco días.

Ante esta situación, el portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Ugena, Ramiro Fernández, se ha puesto en contacto con la concejala de Educación, Lourdes Gutiérrez, quien le ha asegurado que el próximo lunes sin falta volverían los niños al CAI y que tenían el permiso de inspección para esta operación, algo que desmienten los propios padres, quienes aseguran que precisamente los han citado para una reunión el lunes en una nota informativa, en la que sólo se informa de que “se sigue trabajando en la incidencia de la calefacción por lo que el servicio seguirá realizándose en el colegio”.

El Partido Popular de Ugena exige al Ayuntamiento seriedad en un tema tan sensible y que dé información detallada y veraz de la situación de la escuela infantil, de los plazos para la reanudación del servicio en sus instalaciones y de los permisos y precauciones que se están tomando para dar este servicio provisionalmente en el colegio, para tranquilidad de los padres y de todos los vecinos del municipio.