Álvaro Gutiérrez usa de forma sectaria y caciquil las ofertas de trabajo municipales

El Partido Popular Escalona ha denunciado la utilización sectaria que hace el alcalde de esta localidad toledana, Álvaro Gutiérrez, de los puestos de trabajo que ofrece el Ayuntamiento, usándolos  para premiar lealtades o conseguir votos, haciendo gala de su habitual actitud caciquil y saltándose a la torera las aptitudes o necesidades de los aspirantes.
Como ejemplo, han destacado un caso que ha tenido lugar recientemente. En junio el Ayuntamiento sacó las bases para contratar 130 personas En ellas se decía textualmente que “se priorizarán aquellas solicitudes de personas que se encuentren, al menos, en alguna de estas circunstancias: a) tener todos los miembros de su unidad familiar en situación de desempleo, b) con personas dependientes según los criterios de la ley de dependencia a su cargo y c) con hijos menores de edad a su cargo”.

“El mismo día que comenzaron a contratar se puso en contacto con nosotros una vecina separada, en situación de desempleo, que no recibe ningún tipo de remuneración ni ayuda y que tiene dos hijos menores a su cargo, para pedirnos ayuda y asesoramiento puesto que no la habían llamado del Ayuntamiento para trabajar”, han explicado desde el PP local.

En el Partido Popular han lamentado que ni siquiera en un caso tan claro de necesidad, el Ayuntamiento haya sido capaz de actuar de una manera imparcial, teniendo en cuenta además que el Consistorio conocía perfectamente la situación de esta vecina, pues la está ayudando la asistente social municipal.

Los integrantes del Grupo Popular han denunciado que en este mismo proceso de selección “se estaban contratando a personas con algún miembro de la unidad familiar trabajando”, por lo que los populares decidieron intervenir “recriminado a un miembro de la comisión de contratación no haber tenido en cuenta las bases a la hora de hacer la selección”.

“Esta persona ni siquiera sabía de qué le estamos hablando, incluso desconocía quiénes habían presentado solicitud ni a quiénes iban a contratar”, han asegurado desde el PP de Escalona, donde ven “muy llamativo que quienes por ley deben seleccionar a los trabajadores, no sepan ni siquiera a quién se ha seleccionado”.

En este sentido, se han preguntado si tendrá algo que ver con esta decisión el hecho de que “esta vecina, a pesar de sus necesidades, es familia de una ex concejala del Partido Popular”. Sobre todo, teniendo en cuenta que “media hora después de que la portavoz del PP hablara con el miembro de la comisión de contratación, esta ciudadana fue llamada para presentar sus datos para la contratación, alegando que estaba en la reserva y había fallado un seleccionado”, aunque en muchos de los elegidos inicialmente no confluían las necesidades que sí se daban en este caso.

ACTITUD SECTARIA EN TODOS LOS PROCESOS SELECTIVOS

Por otro lado, los populares de Escalona han lamentado que “el trabajo que Álvaro Gutiérrez ofrece a estas 130 personas es precario, de media jornada a 400 euros al mes, porque el alcalde no mira resolver los problemas de los más necesitados del municipio, sino de llegar al mayor número de personas, necesitadas o no, porque no importa la necesidad, sino el voto”.

Según ha podido comprobar el PP local, en la selección de dos cuidadoras para el transporte escolar urbano, tampoco se han seguido los procesos establecidos: no se ha sacado a concurso y, como informaron a la oposición en el propio Ayuntamiento, en la misma Junta de Gobierno en la que se elaboraron las bases de contratación, se acordó a quién se iba a contratar y, una vez terminada la reunión, se llamó a las dos personas seleccionadas sin intervención de la comisión de selección.

Sin embargo, una vez denunciada públicamente la situación por el Grupo Popular, aunque las dos seleccionadas ya habían sido avisadas de que iban a empezar a trabajar este pasado día 8 de septiembre, “el revuelo que se ocasionó el viernes cuando se solicitó el acta de la Junta de Gobierno ha hecho al alcalde dar orden de no contratarlas hasta el día 12, con lo que van a dejar a los niños tres días sin subir al colegio para justificar dos presuntas contrataciones ‹‹a dedo››”.

Para el PP de Escalona “un alcalde no está ni para dar limosna ni para utilizar el dinero de los contribuyentes para crear su particular fábrica de votos. La labor de un alcalde es dar servicios a todos los vecinos, porque todos pagan sus impuestos, y no a unos pocos señalados por su dedo”.

“Un alcalde debe velar por ellos y, lo que es más importante, en este momento debe reducir tasas e impuestos, porque el IBI que pagamos es de los más altos, no sólo de la provincia, sino de la región”, han manifestado en el PP de Escalona, donde han lamentado que “estas medidas no las va a tomar Álvaro Gutiérrez porque reduciría los ingresos y no podría gastar caprichosamente el dinero que pagan como pueden sus vecinos, afectados por la situación de crisis”.